6.1.07

Las papeleras

Lamento la poca originalidad del título de esta entrada, pero bueno, quiero decir algo de las papeleras... ésas que la empresa finlandensa instalará en Uruguay. Y parece que no queda allí la cosa.

La verdad, a mí el patriotismo se me terminó hace mucho, al menos el respeto por los arranques patrióticos de mis compatriotas. Así que ante las circunstancias, tengo ganas de pedir la ciudadanía uruguaya.

Será que para mí huele a (papel) podrido la movida. Será que el meneo de culo de la Carrozo en la famosa Conferencia más que un gesto reinvindicatorio le sirvió para usar el minuto de"notoriedad" en EL PROGRAMA que representa la mentalidad argentina (el país Tinelli...); será que desde que ignoramos a Artigas y su proyecto por los espurios intereses de esta metrópolis, estamos siempre menoscabando a "nuestro hermanos uruguayos"; será que estoy harta de que nos adjudiquemos logros de personajes"orientales" como propios (desde Leguizamo hasta la Zorrilla, pasando por Onetti, y terminando en Natalia Oreiro...)... Y ahora, seriamente, me estoy replanteando la nacionalidad del Zorzal Criollo.

No se me escapa que esto es más del capitalismo global, más de ir "a cagar a casa de otra gente" de las multinacionales, haciendo que los (países) pobres se enfrenten a otros (países) pobres, como una reproducción internacional de lo que sucede puertas adentro de cada nación "en vías de desarrollo" (las vías, parece, no las arregla nadie, y el tren no llega a la estación).

Y yo que había logrado mi lugar en el mundo en la magnífica Colonia del Sacramento..., ahora me detienen los piquetes (que siempre, siempre he apoyado).

Pero, repito, algo sabe tan mal, me creo tan poco los piquetes de clase media, me parece de tan soberana hipocresía salir a defender el medioambiente justamente en este caso..., cuando se necesita(ba)n tantos piquetes para parar tanta ofensa, tanto violentado, torturado, perseguido, desaparecido, muerto y degollado..., que yo, esta vez, espero el primer rollo de papel de la papelera esta porque tengo cierta idea acerca de en qué parte de su anatomía puede metérselo la Evangelina nuestra que está en el Carnaval de Gualeguaychú.

¿Será justicia? La seguimos en otro post.

2 comentarios:

  1. Sabes..? Yo creo que la situacion ya es peligrosa.

    Por un lado un grupo de fanaticos sicotizados en gualeguaychu, y enfrente la idea creciente en uruguay de que los argentinos somos prepotentes, hipócritas y delincuentes, generalización esta que es - en tanto generalización - profundamente xenófoba, y cuenta con el apoyo de muchos porteños.

    Me parece que las papeleras ya son secundarias. Hay una hostilidad que crece, y los daños son irreparables e incalculables

    Me gustó el blog

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario.
    Y sí que es peligrosa.
    Pero, a mí me parece justificado que digan que los argentinos somos prepotentes y soberbios. A ver, quizá debería decir "los porteños"... Y xenófobos, a las pruebas nos podemos remitir..., lo somos.

    No sé si lo de las papeleras es secundario, no al menos al problema del capitalismo global. El tema es cómo hacemos frente a una realidad que pretendemos contrarrestar o contra la cual queremos luchar. Pero pido coherencia, si ya no justicia... Coherencia en la demanda. A ver si hacemos un piquete, por ejemplo, en la Quebrada de Humahuaca, donde los "indígenas" (tomar el sentido más digno de esa palabra) están perdiendo sus tierras a causa de negociados que dejan fortunas a los que ya las tienen. Digo para empezar.

    Los daños, sí, se están volviendo irreparables. Ahora me falta encontrar por dónde se está alimentando esta rivalidad. Nada hay de inocente en esto.

    Sigamos reflexionando. Sé que el último reducto, ese inexpugnable a los recortes de la libertad, es la de pensamiento.

    ResponderEliminar